miércoles, 12 de julio de 2017

Vivir de pajazos mentales

Pajazo mental:Ilusión mental, ponerle explicación y optimismo a algo que a la final va a terminar mal...muy mal.



Y ahí vas tú, jurando que hiciste lo mejor de la vida adoptando una gata que tu hermana trajo del basurero mientras estás comiendo pollo asado y ahí tu mejor amiga que te critica por haber dejado de ser vegetariana mientras se toma un medicamento previamente testeado en animales y luego llega tu novio, que no consume medicamentos ni come animales pero se pone ropa de marcas que tienen sus sucursales en Sr Lanka con ropa hecha por mano de obra muy barata; luego pasa un ecologista, diciendo que todos podemos mejorar reciclando y al tiempo le suena su Iphone -ese aparatico que contiene coltan, oro negro, que ha provocado más de una matazon y arruinar la tierra en  África, Brasil y donde quiera que haya yacimientos, también tiene otros metales como el oro, que para ser extraído necesita mercurio cosa dañina para los ríos- y es su novia comentandole que acaba de hacer el negocio de la vida comprando su nueva casa -donde antiguamente era una reserva ecológica- rodeada de mucha naturaleza...

Y tu tienes la televisión encendida,  en las noticias presentan el video de un tipo asesinando a palazos a un pobre bebe foca, todos se miran, preocupados y deseandole la muerte al tipo desalmado, cuando al final tu y el son tan culpables de toda la caca en la que se ha convertido el ecosistema, de lo mal que lo están pasando el resto de seres humanos y animales de otras especies. 


No justifico a las personas que maltratan animales, pero si eres consumidor de carne, tecnología, casas de cemento, centros comerciales, joyas y minería, uso de transporte o tener carro, moto e incluso bici, maquillaje, ropa, zapatos...ten por seguro que haces lo mismo con ellos y seguramente con los de tu propia especie -ahí van los campesinos, la mano de obra barata en países tercermundistas (como el mío), la trata de personas para el trabajo y podría seguir pero no quiero que te infartes-

El mundo se ha movido, el mundo se esta moviendo, mañana será otro día. 

Tal vez en 80 años no estemos y los que queden sigan repitiendo el ciclo o haciéndolo más sangriento, en unos cuantos millones tal vez no existamos y de la nada vuelva a comenzar...

Y tu, tu soy yo, ahí sigue la Bastet, engordando mientras yo me atrinchero con un paquete de pasabocas de maíz inflado, feliz porque al fin me esta creciendo el cabello aun a costa de la muerte de animalitos que se supone son de consumo humano, pensando que al final no esta tan mal si llega el apocalipsis zombie, después de todo, no es que estemos haciendo la gran cosa.